martes, 11 de noviembre de 2014

REVENTANDO GLOBOS DE AGUA



Si alguna vez has querido sacar esas fotos tan expectaculares de globos llenos de agua justo en el momento en que explotan, aquí te explico que necesitas y como lograrlo.

www.flickr.com/photos/foteame


Necesitamos ademas de una cámara con la opción de modo manual, un tripode, un flahs externo, como mínimo, si son dos mejor, un disparador remoto para disparar el flash fuera de la cámara, un pie o pies para sujetar los flashes, un palo, una aguja, hilo de pesca, globos y una fuente de agua cerca, a no ser que quieras hacer esto en casa con la fregona en la mano, algo poco recomendable..

El esquema de luces es muy sencillo, un par de flashes a los laterales y ya está, con un flahs también se puede hacer.


Lo primero es buscar un parque que tenga fuentes de agua, y algún árbol con alguna rama baja para poder colgar los globos. Una vez tengamos la localización preparamos todo el equipo.

Para poder crear un fondo oscuro natural, las fotos deben realizarse al caer la noche. Primero vamos a buscar el angulo de disparo para que dentro del encuadre no haya nada que interfiera en la luz de los flashes, es decir, nada donde pueda rebotar la luz, (un árbol cercano, cualquier objeto, etc).

Colocamos la cámara en el tripode y a ser posible utilizamos un teleobjetivo para poder alejarlo del globo, no queremos que se nos moje la cámara. Yo en este caso utilicé un Nikon 70-300mm a una distancia focal de 100mm.

En cuanto a los flashes, utilicé dos, uno montado en un pie, y el otro montado en un gorila y agarrado al mismo árbol, ya que no dispongo de dos pies. El gorila como el que aparece en la imagen es muy versátil para poder fijar el flash en multitud de sitios y a un precio económico.


Flash montado en un gorila

Unos planos generales de todo el montaje



Con tener un emisor situado en la cámara y un receptor situado en un flash (disparadores automáticos), es suficiente, puesto que el otro flash podemos configurarlo para que dispare por simpatía, es decir, el flash lleva una celula que al detectar el destello del otro flash se dispara automáticamente.

Para la configuración de la camara y flashes no hay normas escritas. Tenemos que ir probando, La camara la vamos a configurar en modo manual, disparo en ráfaga, y un ISO siempre lo mas bajo posible; recomiendo yo,

Para crear el fondo negro tenemos que usar una apertura y una velocidad necesarias para que al disparar sin flashes tengamos una bonita foto negra, (subexpuesta) En mi caso utilicé una apertura de f/8 y una velocidad de 1/200, velocidad máxima de sincronía de mi cámara.

Al no haber luz ambiente, es decir la única luz que llega al sensor es la producida por los flashes, la velocidad de de obturación en realidad es la duración del destello del flash.
Daría lo mismo si ponemos la velocidad a 1 segundo que a 1/200, siempre que la foto sin flashes saliera totalmente oscura, y la foto no saldría borrosa ni movida, puesto que el sensor no recoge ese segundo, si no, el breve tiempo que dura el destello del flash, aproximadamente dependiendo de la potencia que le pongamos al flash, seria de 1/2000 mas o menos.

A menor potencia, menos dura el destello, el flash siempre emite la misma cantidad de luz, tengamos la potencia que tengamos puesta, lo único que hace es aumentar su duración o disminuirla.


El flash o flashes lo configuramos en modo manual. La potencia de los flashes viene determinada por la distancia de estos al globo, cuanto mas cerca estén menos potencia necesitaremos y mas ráfagas podemos disparar, por lo del el tiempo de reciclaje del flash. Si lo ponemos a máxima potencia solo podemos hacer un disparo, puesto que el condensador gasta toda la energía acumulada y hay que esperar a que vuelva a reciclar y dependiendo del tipo de flash puede variar de entre 3 segundos a mas.

Entonces hacemos unos disparos de prueba subiendo y bajando potencia de flashes y comprobamos que la iluminación es correcta, vigilando el histograma y que no existan luces quemadas, lo ideal es que un flash ilumine mas que otro.


Ya tenemos todo en orden, no sin antes recordarte que ya teníamos llenado el globo de agua y sujeto y colgado del árbol con el hilo de pesca.

Por fin enfocamos y pasamos el enfoque a manual, para al disparar en ráfaga la cámara no trate de reenfocar en los sucesivos disparos.

Ahora llega el momento mas complicado, cogemos nuestro palito, le sujetamos la aguja o alfiler con cinta americana o adhesiva y si no tenemos un disparador remoto para la cámara le pedimos a alguien que nos pinche el globo mientras disparamos y a armarse de paciencia, por que tengo que reconocer que no es tan fácil acertar en el momento justo, la acción transcurre muy deprisa.

www.flickr.com/photos/foteame

Hagamoslo mas fácil, existen en el mercado unos disparadores que se conectan a la cámara y estos solo actúan cuando escuchan un sonido, en este caso cuando el globo explota.


                                     


2 comentarios: